Ministerio de Salud pide a secretarías de salud, EAPB e IPS promover el diagnóstico temprano para VIH, sífilis, hepatitis B y C.

blood-20745_1920.jpg

El diagnóstico temprano

es un aspecto que está en las metas 90 - 90 - 90 de ONUSIDA

Bogotá.- Fortalecer la oferta de pruebas de VIH, sífilis, hepatitis C y disminuir la probabilidad de transmisión de estas enfermedades como parte de las estrategias que se implementan al interior del Sistema General de Seguridad Social en Salud para el abordaje y manejo del VIH, confección VIH - Tuberculosis, hepatitis B y C, así como sífilis gestacional y congénita.

Este es el requerimiento que el Ministerio de Salud hace a las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios (EAPB), Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) y a las secretarías de salud de los departamentos, municipios y distritos del país.

La prevención, el manejo, control y vigilancia son los ejes de gestión en salud pública que el Ministerio traza en la circular externa 13 de 2019, como parte de las estrategias que se implementan al interior del Sistema General de Seguridad Social en Salud para el abordaje y manejo de éstas.

Las metas 90 – 90 -90 y el diagnóstico temprano

El diagnóstico temprano de la infecciones de transmisión sexual es un aspecto que contempla las metas de ONUSIDA, razón por la cual el Ministerio de Salud a solicitó a las secretarías de salud que garanticen el cumplimiento de los lineamientos, protocolos y guías de práctica clínica basadas en la evidencia para hepatitis C, VIH, coinfección VIH-tuberculosis, hepatitis B y sífilis, así como verificar que las EAPB realicen la gestión integral del riesgo.

A partir de la expedición de la circular, las EAPB deben hacer seguimiento a su red de prestadores de servicios de salud para verificar la notificación oportuna de personas diagnosticadas con alguna de estas enfermedades.

Las IPS tendrán que adquirir los insumos necesarios -en particular pruebas rápidas- para el fortalecimiento del diagnóstico temprano de VIH, coinfección VIH-tuberculosis, sífilis y hepatitis B y C, de acuerdo con lo establecido en los planes de beneficios.

Detalles del requerimiento

Las IPS deben:

  • Garantizar que el talento humano en salud esté capacitado en las acciones de prevención, diagnóstico y atención integral del VIH, la coinfección con tuberculosis, hepatitis B y C, y sífilis.

  • Implementar estrategias para el diagnóstico temprano y la atención oportuna de estas enfermedades, tal como el uso de pruebas rápidas fuera del contexto del laboratorio clínico y la oferta activa de éstas, con énfasis en hombres que tienen sexo con hombres, trabajadoras sexuales, habitantes de calle, personas que se inyectan drogas, personas privadas de la libertad, víctimas del conflicto armado, población desplazada o migrante, consumidores de sustancias psicoactivas, personas con diagnóstico de infecciones de transmisión sexual, población indígena y afrodescendiente.

  • Adquirir los insumos necesarios, en particular pruebas rápidas, para el fortalecimiento del diagnóstico temprano del VIH, coinfección VIH-tuberculosis, sífilis y hepatitis B y C, de acuerdo con lo establecido en la plan de beneficios.

  • Notificar oportunamente al Sistema de Vigilancia en Salud Pública (SIVIGILA) los casos de personas diagnosticadas con alguna de esas enfermedades.

Requerimiento a las EAPB:

  • Garantizar que la red de prestadores de servicios de salud realice el abordaje adecuado de las exposiciones de riesgos biológicos, en concordancia con los protocolos vigentes, independientemente de si la exposición es laboral o no laboral.

  • Garantizar que la red de prestadores de servicios de salud realice un seguimiento estricto a las intervenciones para la prevención de la transmisión materno infantil (transmisión vertical) del VIH, la sífilis y la hepatitis B.

Las secretarías de salud tendrán que:

  • Fortalecer el trabajo articulado con las áreas de prestación de servicios, salud pública y aseguramiento, y así lograr una gestión integrada que facilite el abordaje de la hepatitis C, el VIH y la confección VIH - tuberculosis, así como la sífilis gestacional y congénita.

  • Realizar actividades a nivel comunitario que promuevan la prevención y el diagnóstico temprano de la hepatitis C, el VIH, la sífilis y las confecciones.

  • Vincular a las organizaciones de base comunitaria y a la ciudadanía con su participación en las decisiones locales para mejorar los servicios de salud.

  • Garantizar la continuidad de las intervenciones colectivas que faciliten la promoción de la salud y la gestión del riesgo en las personas más vulnerables a la hepatitis C, el VIH, las coinfecciones, hepatitis B y la sífilis.

  • Verificar la calidad de la información suministrada por diferentes fuentes que permita vigilar los eventos a nivel territorial y tomar decisiones oportunas. 

La circular advierte que estas acciones no deben generar situaciones que se convierta en una barrera para la atención.