Epilepsia: tercer trastorno neurológico más frecuente

Bogotá, / OPS – LICE.- Se calcula que la epilepsia afecta al 1,5% de la población mundial.

De acuerdo con estudios realizados en este campo de la salud, los casos son más frecuentes en los países subdesarrollados y gran parte de éstos se registran en niños menores de 10 años y en personas mayores de 65.

Acceso al tratamiento

En los países en desarrollo, tres cuartas partes de las personas que viven con epilepsia pueden no recibir el tratamiento requerido, por falta de recursos. Se estima que en África el 90 de las personas que necesitan atención en salud para la epilepsia no reciben este servicio.

En varios países de ingresos bajos y medios no hay disponibilidad de los medicamentos anticonvulsionantes, que además no son asequibles, siendo una barrera para el tratamiento. Un estudio reciente evidenció que la disponibilidad media de antiepilépticos genéricos en el sector público es inferior al 50%.

La percepción social

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) señala que en América Latina el 71% de la población tiene una percepción estigmatizada de quienes viven con la enfermedad, en tanto que menos de un 29% dice percibirla con comprensión y empatía.

La situación en Colombia

La prevalencia promedio para América Latina es de 4 casos por cada mil habitantes. En este sentido, la Asociación Colombiana de Neurología señala una prevalencia de 11 por cada mil habitantes.

La prevalencia local para las diferentes regiones del país, está entre 7 y 23 por cada 1.000 habitantes.

La ley 1414 de 2010 establece medidas de protección para las personas que viven con epilepsia y define los lineamientos para su atención integral. En este sentido la norma precisa que el Gobierno Nacional “promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas en favor de todas las personas” afectadas por la patología, con el fin de garantizar sus derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación.

No obstante,  enfrentan dificultades para la vinculación laboral, oportunidades de educación, entre otras situaciones.