La comunidad requiere más información sobre la epilepsia y su manejo en los entornos familiares

Encuentro.png

Bogotá, Comunicación Positiva.- Este fue el objetivo del Primer Encuentro de Familias con Epilepsia, evento que se realizó hace algunas semanas en Bogotá y que contó con la participación de 60 familias.

Jairo Alberto Zuluaga Gómez, director de la Liga Central contra la Epilepsia (LICCE), explicó que el Encuentro es el resultado de un trabajo de educación que se adelanta desde hace varios años, a través de charlas y conferencias con profesionales de la salud, centros educativos y profesores, para cambiar el enfoque con el que se interpreta la epilepsia como una enfermedad y comprenderla como una condición de salud.

El trabajo previó hizo evidente la necesidad de llevar información a las familias y responder a sus requerimientos en cuanto al manejo de esta condición de salud en escenarios familiares y sociales.

Julieta de Castaño, médica quien trabaja con LICCE, explicó los objetivos del Primer Encuentro y enfatizó la necesidad de informar a la comunidad sobre los beneficios que establece la Ley 1414 de 2010 para las personas que viven con esta condición de salud.

El trabajo con ACOFACE

Al respecto, Zuluaga Gómez señaló que el trabajo que se adelanta con la Asociación Colombiana de Familias Combatiendo la Epilepsia (ACOFACE), busca canalizar esfuerzos y avanzar en la educación social y que esta condición de salud sea algo cada vez más definido.

¿Qué dice la Ley 1414 de 2010?

Jairo alberto zuluaga gómez, director de licce

Jairo alberto zuluaga gómez, director de licce

De acuerdo con la norma, sancionada por el Presidente de la República en noviembre de 2011, las personas con epilepsia tendrán protección especial contra la discriminación. También establece derechos, deberes y obligaciones del Estado, tal como la construcción de una política pública de atención desde el Ministerio de Salud y Protección Social.

En Colombia, la prevalencia general de la epilepsia es de 11.3 pacientes por 1.000 habitantes y la prevalencia local para las diferentes regiones del país, está entre 7 y 23 por cada 1.000 habitantes. 

La tarea que sigue a este Primer Encuentro es el fortalecimiento de redes de apoyo las personas que viven con epilepsia y continuar las actividades de educación a la comunidad.