La cobertura universal y el uso adecuado del medicamento

Gente Saludable / BID .- Más de la mitad de las medicinas prescritas, entregadas o vendidas en el mundo son inapropiadas y el 50% de los usuarios de los medicamentos no los toman de manera correcta. Así lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS señala que para cada caso se requiere identificar un diagnóstico a partir del cual se utiliza un medicamento efectivo, en una adecuada dosis y duración, evitando utilizar fármacos no indicados.

El organismo internacional define el uso racional de medicamentos y de otras tecnologías en salud como la medicación que reciben los pacientes-usuarios en dosis adecuada a sus necesidades y condiciones individuales, en el periodo de tiempo requerido y al menor costo posible para ellos. (1)

Para Diana Pinto, especialista en salud de la División de Protección Social y Salud del Banco Interamericano de Desarrollo,  el uso inapropiado de medicamentos es frecuente y representa una fuente significativa de costo para los servicios de salud. Precisa que los medicamentos representan entre el 20 y 30% del gasto mundial en salud y su mal uso es causa de la ineficiencia en la administración de los recursos destinados a los servicios sanitarios, en un índice que ella considera está entre el 10 y el 14%.

La experta agrega que el uso inadecuado del medicamento expone a las personas a posibles efectos adversos, sin lograr el beneficio esperado. Además, el uso innecesario puede ser la causa de otras situaciones, tal como la resistencia a los antibióticos, problema que según la OMS es una de las mayores amenazas de la salud en el mundo.

Estrategias para fomentar el uso adecuado de medicamentos

En este sentido, Pinto comparte cuatro rutas:

  1. Establecer el uso de guías de práctica clínica (GPC) para las distintas patologías, que trazan la ruta desde el diagnóstico, tratamiento y seguimiento. Esto evitará la variabilidad en la práctica y mejor evidencia en costo efectividad.
     
  2. Conformar equipos interdisciplinarios orientados hacia un manejo integral y coordinado de los pacientes-usuarios. Esto permitirá que el paciente-usuario con necesidades complejas tenga mejor adherencia al tratamiento.
     
  3. La medicina de precisión, con el uso de marcadores biológicos facilita predecir si una persona va a tener buena respuesta con un medicamento o si va a presentar efectos colaterales serios. Así se podrá reducir la prescripción de fármacos que no tendrán beneficios clínicos.
     
  4. Las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) también son herramientas útiles en el uso adecuado de medicamentos. Estas incluyen sistemas computarizados para la toma de decisiones pertinentes, así como aplicaciones móviles que brindan información continua al paciente-usuario y permiten hacer seguimiento de la evolución.

Al cierre de esta nota, se comparte la opinión de Diana Pinto quien considera que avanzar hacia la cobertura universal implica asignar los escasos recursos disponibles para la salud a las intervenciones que realmente logren mejorar la salud de la población. Agrega que la asignación puede estar basada en la mejor evidencia, pero no dará los resultados esperados si se utilizan los medicamentos y/o tecnologías no pertinentes.

----------------------------
(1) Promoción del uso racional de medicamentos: componentes centrales - Perspectivas políticas de la OMS sobre medicamentos, No. 05, septiembre de 2002