Las enfermedades huérfanas, en perspectiva