Los gobiernos departamentales del Caribe colombiano y el Ministerio de Salud deben adoptar medidas que permitan llegar a la meta de la OMS.

La Sociedad Civil de la Región Caribe pide al Ministerio de Salud y a los gobiernos departamentales acciones
que permitan llegar a la meta propuesta por la Organización Mundial de la Salud: erradicar la Hepatitis C para 2030.

Cartagena (Bolívar).- Las organizaciones sociales que trabajan en la región Caribe de Colombia por un mejor acceso a medicamentos y tratamientos para la Hepatitis C (VHC) y el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), hacen un llamado a los gobiernos departamentales para que adopten las medidas necesarias que permitan una respuesta asertiva frente al VHC.

En el marco de la campaña Regálate Un Minuto, 12 organizaciones sociales de la región se reunieron entre el 9 y 10 de noviembre, en la capital de Bolívar en su Primer Encuentro Regional, para dialogar sobre el acceso al diagnóstico, a medicamentos y tratamiento de la Hepatitis C, en esta zona del país. 

Al cierre del encuentro, las organizaciones sociales divulgaron la Declaración de Cartagena: Colombia 2030 sin Hepatitis C, documento en el que solicitan a las gobernaciones que destinen los recursos necesarios para la compra de los medicamentos requeridos en el tratamiento de la Hepatitis C, a través de la compra centralizada, medida que el Ministerio de Salud implementó el pasado mes de julio con el propósito de facilitar el acceso a la atención en salud para VHC, con costos más bajos.

Asimismo, piden a los gobiernos seccionales que asignen los recursos necesarios para la promoción y prevención de la Hepatitis C y el VIH.

Al Ministerio de Salud

A esta cartera ministerial le piden coordinar el proceso en las regiones para que el acceso sea más rápido y efectivo en el régimen subsidiado, así como en otros regímenes especiales tales como la Fuerza Pública, Población Privada de la Libertad y el sector docente.

También le solicitan renovar la vigencia de la Circular 025 de 2017, la cual responde a la necesidad de salud de los inmigrantes venezolanos, con el propósito de dar respuesta médica a esta población y que no se convierta en factor de riesgo que incremente la prevalencia del enfermedades de transmisión sexual (ETS) en Colombia.

La Organización Acción Humanista (Barranquilla), la Red de Mujeres Populares Tejiendo vihda (Cartagena), las corporaciones Diversa del Magdalena, Córdoba Diversa y Nuevo Ágora (Carmen de Bolívar); las asociaciones Cimientos de Luz (Sincelejo) y Mujeres Ciudadanas Caribe (Magangué), y las fundaciones Amigos por la Vida (Arjona), Amigos Positivos (Cartagena), Luna Valentina (Medellín), Más que un Amigo (Guajira) y Rocío del Mañana (Valledupar), son las organizaciones sociales que hacen este llamado.

La Asociación Pacientes Alto Costo, la Mesa de Organizaciones con Trabajo en VIH y las fundaciones IFARMA y Comunicación Positiva, apoyan esta voz de la ciudadanía de la región Caribe que busca hacer ejercicio efectivo del derecho a la salud.

Texto de la Declaración de Cartagena