El Imatinib y la regulación de su precio: un recorrido por su historia.

fotografía: tyronib.com

fotografía: tyronib.com

Bogotá.- Esta historia inició en noviembre de 2014, cuando el Centro de Información del Medicamento de la Universidad Nacional, la Fundación IFARMA y Misión Salud solicitaron al Ministerio de Salud la declaratoria de interés público sobre el imatinib, producto que Novartis comercializa en el país bajo el nombre Glivec, con la protección de una patente.

Hasta 2011, en el mercado nacional circulaban otras versiones de este medicamento que se utiliza en los tratamientos de cáncer y leucemia mieloide crónica. En 2012, ante la negativa de la Superintendencia de Industria y Comercio a la solicitud de patente por parte de Novartis, la casa farmacéutica adquirió la patente mediante un recurso extraordinario a través del Consejo de Estado.

Se estima que cerca de 3.200 personas en el país requieren el medicamento y que a ese grupo se deben sumar cada año 600 casos.

En abril de 2016, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, anunció la declaratoria de interés público sobre el Imatinib, decisión que abre la puerta a productos de otros laboratorios, con la consecuente reducción en los precios.

Es la primera vez que en Colombia se toma este tipo de medidas para facilitar el acceso a un medicamento.

La decisión ministerial se motivó en el alto costo del producto de Novartis, frente a los genéricos químicamente equivalentes y más baratos.

Según Germán Manga, docente universitario, el tratamiento anual por paciente tiene un valor cercano a los $60 millones de pesos (COP). En otras palabras, entre 2008 y 2014 el país generó a Novartis ingresos por $400 mil millones de pesos (COP) por la venta del producto.

Manga precisó en la revista Semana que declarar el interés público sobre el Imatinib representa un ahorro del 70% para el Gobierno, beneficio que se reflejaría en los consumidores al bajar su costo en el mercado.

En este sentido, el Ministerio de Salud señala que en 2015 el precio del tratamiento con Glivec por paciente / año era de $47’540.160 pesos, frente a $9’234.720 pesos paciente / año con un producto competidor de menor precio. En otras palabras, un ahorro de $38’.305.440 pesos por paciente al año.

La propuesta inicial que el Gobierno hizo a Novartis fue pasar de un precio de $300 pesos / miligramo a $140 pesos, oferta que Novartis rechazó.

En junio de 2016, durante el Foro Farmacéutico organizado por la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) en Cartagena, el ministro Gaviria reiteró la declaratoria de interés público.

También anunció que los diálogos con Novartis se rompieron y que el paso a seguir era la declaratoria de interés público para el medicamento, situación que conlleva a la fijación unilateral del precio del producto.

El jefe de la cartera precisó que hay una diferencia entre la declaratoria de interés público y la licencia obligatoria.

El 17 de junio se publicó en el Diario Oficial la resolución 2475 de 2016 que declara el interés público frente al Imatinib.

“Procederemos sin demora a la fijación de precio con una reducción de algo más del 45 % frente a lo que pagaba el sistema de salud”, señaló Gaviria en diálogo con medios de información.

Las reacciones

La declaratoria del Ministerio de Salud generó el cruce de notas diplomáticas que buscaron generar presión para cambiar la decisión. No obstante, esta circunstancia generó manifestaciones de apoyo a la iniciativa del Gobierno Nacional.

Todd Howland, Representante de la ONU, dijo que Estados Unidos no debe reducri la ayuda a Colombia por esta decisión que permite bajar el precio del medicamento.

Abogados, economistas y académicos expertos en temas de propiedad intelectual, enviaron una carta al presidente Juan Manuel Santos, en la que expresan su respaldo a la decisión de reducir el precio del medicamento.

Los avances recientes

El pasado 21 de octubre, el ministro Gaviria en diálogo con medios de información nacional dijo que en los días posteriores se oficializaría el precio del medicamento.

El ministro anotó que se tomó la decisión de declarar el interés público del Imatinib, “no con fines de una licencia obligatoria ni de quitarle la exclusividad a Novartis, sino de fijar un precio que simule las condiciones de competencia.

Agregó que para fijar el precio en $206 pesos (COP) por miligramo de Imatinib, el Gobierno comparó precios del mercado de Glivec en otros países junto con el valor de los genéricos, metodología que tuvo en cuenta el menor valor al público.

Esta es la bitácora que trazan los medios de comunicación sobre el tema, entre marzo y noviembre de 2016.