Calidad de la atención es proporcional al estrato socioeconómico

Aunque el cáncer de seno es la tercera causa de muerte de mujeres en Colombia, existen barreras para acceder a los servicios de salud en busca de diagnóstico y tratamiento oportuno.

Con el propósito de explorar las barreras de acceso a los servicios de salud, se adelantó una investigación, a partir de las historias de vida de 44 mujeres con cáncer de seno, procedentes de cinco ciudades del país: Bogotá, Medellín, Cali, Valledupar y Santa Marta.

La investigación la realizó el grupo conformado por Carolina Estupiñán, Celmira Laza, Guillermo Sánchez y Laura Estupiñán (Barreras de acceso a los servicios de salud: narrativas de mujeres con cáncer de mama en Colombia) [1].

Los resultados de la investigación muestran distintas barreras para acceder a los servicios de salud de manera oportuna, situaciones que el grupo de investigación presenta en dos categorías:

Barreras intermedias

  • La posición socioeconómica.
  • El desconocimiento de los derechos.
  • La discriminación social de las aseguradoras

Barreras estructurales

  • Ubicación geográfica
  • Situación laboral
  • Las propias del sistema de salud

La investigación precisa que el sistema de salud del país obliga a las personas usuarias a transitar por una ruta de trabas y requerimientos administrativos, situación que involucra el uso de recursos legales (acciones de tutela).

Además, afirma que se tiene evidencia de que la atención en salud está determinada por la posición social del individuo, circunstancia que se refleja en la historia que compartió Ulahy Beltrán López, el pasado 21 de abril, a través de su blog y la columna de opinión que publica en el periódico El Heraldo.

En su columna, Beltrán López nos recuerda que en 2012 el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, informó al país sobre su diagnóstico de cáncer de próstata, situación que recibió atención médica con prontitud.

Contrasta el episodio presidencial con el testimonio de un ciudadano de Barranquilla, pensionado y afiliado a la Nueva EPS, quien en febrero de 2014 presentó inconvenientes de salud, sin lograr la atención requerida por parte de la IPS asignada y acudió a servicios particulares para lograr un diagnóstico.

Después de insistir a través de personas que tenían acceso a las directivas de la Nueva EPS y de la Superintendencia Nacional de Salud, se logró que la IPS le atendiera, pero no se ha logrado que este pensionado reciba la atención que necesita. Conozca esta historia.

--------------------
[1] Sánchez G, Laza C, Estupiñán C, Estupiñán L. Barreras de acceso a los servicios de salud: narrativas de mujeres con cáncer de mama en Colombia. Rev. Fac. Nac. Salud Pública 2014; 32(3): 304-313.