¿Qué información manejan los jueces al fallar una acción de tutela en salud?

Bogotá, Comunicación Positiva.- Colombia no tiene un sistema de consulta especializado en temas de salud para que los jueces puedan informarse y tomar decisiones (fallos) frente a las distintas acciones de tutela que interpone la ciudadanía, en defensa del Derecho a la Salud.

Aunque existen distintas herramientas informativas del Ministerio de Salud y de las entidades del Sector Salud que podrían ser de utilidad para los jueces en la resolución de los casos y su correspondiente fallo, ellos no las conocen.

Así lo señala el “Estudio exploratorio sobre mecanismos de asistencia técnica en asuntos de salud y tutela en Colombia”, que adelantó el Banco Mundial (BM) en 2015 y cuyos resultados publicó el pasado mes de agosto.  Con la participación de 33 jueces municipales y de circuito de Barranquilla, Bogotá y Medellín, se realizaron tres grupos focales convocados por el BM y el Consejo Superior de la Judicatura.

La exploración encontró que en la solución de casos complejos los jueces tienen dificultades en el acceso a información cualificada y suficiente, por el poco tiempo que tienen para proferir los fallos.  

Ellos deben confiar en la información que les entregan las empresas prestadoras de servicios de salud (EPS), aunque manifiestan desconfianza, pues consideran que no realizan su trabajo conscientemente, limitan los servicios y restringen el Derecho a la Salud de las personas usuarias para optimizar las posibilidades de lucro.

                                                                                                                              Además, ninguno de los jueces que participaron en los grupos focales conoce el Instituto de
                                                                                                                              Evaluación Tecnológica en Salud (IETS) ni los estudios que realiza.

Los objetivos del estudio

El estudio exploratorio permitió:

  1. Conocer las características de la información que los jueces usan para el trámite de las tutelas en temas de salud.

  2. Captar la percepción de los jueces sobre la Ley Estatutaria de Salud (1751 de 2015).

  3. Identificar las necesidades del poder judicial para la gestión de las tutelas en salud.

  4. Identificar futuras rutas de acción.

Los jueces y su percepción de la Ley Estatutaria de Salud

La mayoría de los jueces que se consultaron en desarrollo del estudio reconoció no haber hecho una lectura detallada de la Ley Estatutaria de Salud.

Algunos de ellos consideran que la Ley Estatutaria recoge principios de la Ley 100 y sólo se hizo un cambio semántico. Otros piensan que la nueva ley compila elementos de jurisprudencia de la Corte Constitucional en temas de salud.

Se expresó que lo más importante de la Ley Estatutaria es reconocer el Derecho a la Salud como un derecho fundamental.

Aunque la Ley no habla del Plan Obligatorio de Salud (POS), su reglamentación definirá lo incluido y lo excluido del POS.

Los jueces expresaron que con la acción de tutela se han perdido los límites del POS.

Sobre los desacatos y la SuperSalud

Para los jueces, en las EPS hay una tendencia al desacato, como mecanismo para postergar los procesos, lo que implica más tiempo y acciones. Además, manifestaron que enfrentan distintos inconvenientes para notificar a las EPS en los desacatos, pues la notificación debe ser personal al responsable del desacato.

Los jueces consideran que las EPS no asumen su responsabilidad y priorizan factores económicos sobre la dimensión del servicio de salud a las personas.

También señalan que si la Superintendencia de Salud cumpliera con su función (inspección, vigilancia y control), ellos no estarían obligados a impartir sanciones a las EPS.

Posibles líneas de acción

A partir de los resultados del estudio se proyectan líneas de acción que buscan responder a objetivos comunes del Sector Salud y la Rama Judicial: adecuada atención en salud y estabilidad financiera de los dos sectores.

En este sentido se plantea:

  1. Fortalecer los mecanismos de información para los jueces.
  2. Garantizar la formación en temas de tutela y salud.
  3. Implementar mecanismos prejudiciales.
  4. Impulsar el diálogo entre los diferentes actores.
  5. Mejorar aspectos administrativos de la Rama Judicial relacionados con tutelas en salud.

Descargue el informe del estudio en formato PDF.